Skip to content

Casa de paja en Mallorca. Rafael Sala Nowotny, arquitecto

septiembre 17, 2010

Los propietarios de esta casa, tenían como objetivo construirse una casa con un equilibrio entre confort, salud, ecología y economía.

Éste ha sido el primer proyecto de casa construida con balas de paja en Mallorca, característica determinante, ya que ha sido necesario abrir nuevos caminos, tanto para obtener  la gran mayoría de los materiales como para conseguir utilizar con éxito técnicas poco habituales en la zona. Fue posible realizar un proyecto que cumple el Código Técnico de la Edificación, obteniendo, sin problemas, el visado colegial y los permisos de obra.

Se realizó un estudio geobiológico para escoger un lugar neutral y adecuado para vivir, dominado por un hermosos algarrobo que se convierte en elemento vertebrador alrededor del cual la casa se organiza en forma de L. El algarrobo protege la casa de los fuertes vientos de tramontana, a la vez que genera un agradable rincón sombreado cercano a la entrada donde pasar las tardes de verano.

El tamaño de los aleros y la parra, junto a las persianas mallorquinas permiten un buen y sencillo control solar en verano que se ve complementado con la disposición de ventanas, enfrentadas y dando a espacios de diferentes orientaciones, condiciones climáticas y altura, para poder generar un correcto tiro que refresque la casa rápidamente al ponerse el sol.

Se dió prioridad al aislamiento térmico de la envolvente sin dejar de lado la inercia térmica, obtenida gracias a la gruesa capa de revoco y al pavimento cerámico. El objetivo fue reducir al máximo el gasto energético manteniendo una temperatura agradable todo el año usando la paja para los muros, aislando la cubierta con 24cm de celulosa insuflada y elevando la casa del suelo mediante un forjado sanitario.

El sistema de saneamiento, colgado del forjado sanitario, se compone de la red proveniente de la cocina que pasa por un separador de grasas y la red de aguas residuales del baño, de manera que en un futuro se podrán reaprovechar directamente las aguas grises sin necesidad de realizar un tratamiento demasiado completo. Una depuradora doméstica de tratamiento terciario y un 95% de rendimiento de depuración (frente al 40-50% de una fosa séptica) permite reutilizar toda el agua residual para riego de los árboles de la finca sin riesgo alguno de contaminar los acuíferos subterráneos.

Los materiales utilizados, piedra arenisca de marés y el acabado interior sin alicatar, junto con el tamaño evocan el típico safareig mallorquín o alberca de riego.

En el proyecto confluyen dos sistemas constructivos muy diferentes; las balas de paja y la estructura de madera. El entramado de madera queda insertado en los muros de paja, de construcción artesanal, producción local y reflejo de otra realidad muy diferente, que, sin embargo se ha demostrado compatible y eficiente, ya que aporta una mayor flexibilidad en el diseño y la ventaja de construir los muros de paja teniendo la protección de la cubierta. En los muros se moduló el entramado de madera y los huecos con el tamaño de las balas, además de aprovechar los montantes como premarcos de puertas y ventanas. Los tabiques y el entrevigado de ambos forjados (cubierta y sanitario) se realizaron con el mismo sistema de entramado ligero y tableros de viruta orientada, quedando anclados a los muros y forjados actuando como diafragmas que contrarrestan las fuerzas horizontales, evitando el uso de tensores en fachada.

La cimentación, gracias al poco peso de la vivienda, se reduce a unas riostras de hormigón en masa de cal sobre una base compacta.

Se usaron balas de trigo compradas a un productor de la zona. Las principales medidas para evitar problemas con la humedad fueron elevar la casa del suelo y estudiar bien los detalles de los encuentros entre diferentes materiales y elementos, además de proporcionar unos aleros generosos a la cubierta y realizar un revoco de gran calidad. Para el revoco se realizó un enfoscado maestreado y regleado con una mezcla de arcilla, paja triturada y arena. En todos los encuentros se utilizó cañizo y tela de saco para minimizar los movimientos y las fisuras. Este revoco, basto, se cubrió con una argamasa fina de transición de cal, arcilla y paja y varias capas de mortero de cal en pasta. Para darle un acabado con durabilidad se aplicó una pintura a base de silicato potásico.

El ambiente generado entre los participantes y la tranquilidad de poder trabajar con las manos, sin ruidos de maquinaria, sin materiales nocivos, debería ser fantástico.

CONSTRUCCIÓN CON PAJA

El gran atractivo que supone la construcción con paja es utilizar un material completamente natural y orgánico, un producto de deshecho de la agricultura que se puede obtener a muy bajo coste, ofreciendo a cambio unas altas prestaciones, durabilidad y calidad ambiental. Resulta una gran contribución a la sostenibilidad ya que las balas son un material cuya producción supone un gasto mínimo de energía, su gran capacidad aislante es idónea para conseguir casas pasivas y al acabar su vida útil no produce desechos contaminantes.

En algunos países, como Alemania o Estados Unidos, ya se han aprobado códigos técnicos específicos para construir con balas de paja y muchos profesionales de la construcción se están especializando en diferentes técnicas.

Tienen un excelente comportamiento estructural debido a su capacidad de deformación elástica, pudiéndose utilizar como muros de carga. A nivel térmico se considera una conductividad similar a la de otros materiales usados como aislamiento, con la diferencia de que disponemos de muros de 30 y 50cm de espesor por muy bajo precio. Si se considera su permeabilidad al vapor de agua, el muro se comporta regulando la humedad interior evitando cualquier problema de condensación y mejorando considerablemente el ambiente interior de la vivienda. El aislamiento acústico que proporcionan estos muros también es elevado debido a la capacidad de absorción de las ondas sonoras de la paja. Según ensayos realizados en Austria tiene una resistencia al fuego de 90 minutos (RF-90). La paja comprimida no produce llama sino que se carboniza lentamente si originar mucho humo y tardando horas o días en quemarse por completo. Esto garantiza una evacuación del edificio con un margen de tiempo muy elevado en caso de incendio (que es lo que se le solicita a los demás materiales de construcción).

rev. Ecohabitar. num 26.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: